Ciclamen - Ciclamen

Ciclamen - Ciclamen


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

El ciclamen

El cliclamino, nombre botánico Cyclamen, es una hermosa planta bulbosa perenne que contiene numerosas especies originarias de las zonas del este del Mediterráneo; en algunas partes de Italia crece y se desarrolla espontáneamente y la encontramos muy a menudo en nuestras montañas y la vemos cultivada como planta de interior y en nuestros jardines. El ciclamen se utiliza en particular como planta ornamental y decorativa gracias a sus delicadas y coloridas flores con un agradable aroma. El ciclamen espontáneo puede alcanzar una altura de unos diez centímetros mientras que en cultivo alcanza los veinte. La mayoría de las especies de esta planta prefieren un clima templado cálido y, si se cultivan en interiores, deben mantenerse en interiores y en verano se pueden exhibir en balcones y terrazas; el tipo de clima adecuado, sin embargo, depende de una especie a otra porque, por ejemplo, los alpinos pueden soportar incluso -30 ° C. Las hojas del ciclamen crecen en la base y tienen unas largas y pequeñas, la forma se asemeja vagamente a un corazón y puede tener un contorno liso o ligeramente sangrado, son verdes con una ligera veta blanca en la parte superior y rojizas en la parte inferior , dependiendo de la especie pueden ser transitorios o persistentes. El período de floración del ciclamen es el invernal que va de septiembre a marzo-abril, las flores están compuestas por el cáliz que es la más externa de las envolturas florales y está compuesto por los sépalos, la corola que es el conjunto de pétalos, el 'androceo que son los órganos masculinos y del gineceo que son los órganos femeninos; a veces huelen bien y pueden tener varios colores: blanco, rojo, lila, rosa. Los frutos del ciclamen son cápsulas redondas y contienen semillas que maduran el año siguiente a la floración. Actualmente, en el mercado y en los viveros se pueden encontrar varias variedades artificiales de ciclamen, por ejemplo la muy hermosa y original Othello gracias a sus maravillosos tonos.

La planta de ciclamen es venenosa para los humanos, esto se debe a que el tubérculo contiene una sustancia tóxica.

En el pasado, la planta de ciclamen se consideraba útil contra el mal de ojo y los filtros negativos. Otros, en cambio, lo utilizaron para facilitar la concepción debido a sus cualidades excitantes; Sin embargo, también hubo quienes tuvieron una consideración negativa de esta planta, de hecho uno de los significados que se le atribuyó fue la desconfianza, quizás dado por el hecho de que es una planta venenosa y dañina para el ser humano.


Especies y variedades

De ciclamen encontramos diferentes especies y variedades, a continuación ilustraremos algunas de ellas:

Cyclamen Persicum: esta especie es la más conocida y se origina en Asia Menor, Siria y Líbano. Se cultiva sobre todo para decorar invernaderos y apartamentos, las flores son hermosas, grandes y coloridas pero no tienen perfume; las hojas tienen forma de corazón, de color verde con rayas en la parte superior. La raíz es un tubérculo negro. No resiste en campo abierto en la parte del norte de Italia, se cultiva en macetas con suelo de brezo y necesita un excelente drenaje. De esta especie derivan variedades como Cyclamen Persicum Giganteum, Cyclamen Persicum Flore Pleno que tiene flores dobles, Cyclamen Persicum Papillo que tiene flores muy grandes que recuerdan a las mariposas y Cyclamen Persicum Rococò.

Cyclamen Graecum: Es una especie bien comercializada y las flores son de color rosa claro o naranja.

Cyclamen Balearicum: esta especie tiene flores fragantes de color blanco.

Cyclamen Libanoticum: tiene flores de color rosa púrpura que pueden tener rayas blancas como las hojas.

Cyclamen Europeum: es una especie espontánea que florece en septiembre, las flores son fragantes y de color rosa.

Cyclamen Neapolitanum: también es de tipo espontáneo, florece en septiembre y las flores son de color rosa, blanco o violeta. Lo encontramos en las zonas boscosas del sur de Italia.

Cyclamen Repandum: esta especie espontánea florece en primavera dando origen a flores rosadas.

Cyclamen Africanum: como su nombre lo indica, es originario del continente africano, las hojas son muy grandes, de color verde-blanco en la parte superior y violeta en la parte inferior.

Cyclamen x Atkinsii: es un híbrido creado por la unión de varias especies, las hojas son de color verde con manchas plateadas. Florece de diciembre a marzo.

Cyclamen Cilicium: esta especie tiene su origen en Asia Menor, tiene flores blancas o rosadas.

Cyclamen Coum: las flores tienen varios colores, pueden ser blancas, rojas o rosadas, es una especie rústica.

Cyclamen Cyprium: como su nombre lo indica, se origina en la isla de Chipre, tiene hojas redondas con manchas amarillas, las flores son fragantes.

Cyclamen Rolfsianum: esta especie es originaria del norte de África, tiene hojas verdes con vetas plateadas.


Técnicas de suelo y cultivo

La temperatura óptima para el cultivo de ciclamen es de alrededor de 16-22 ° C durante la temporada de calor, mientras que en invierno no debe estar por debajo de los 15 ° C durante el día y las 8 de la noche.

En cuanto a la operación de trasplante, solo debe realizarse cuando la maceta se haya vuelto demasiado pequeña para contener las raíces. Suele realizarse en primavera. El suelo de trasplante debe consistir en hojas, turba y arena.

El suelo preferido por el ciclamen es fresco, fértil y un poco húmedo pero no demasiado porque esta planta también teme al estancamiento del agua, para evitarlos se pueden poner trozos de macetas de terracota rotas u otro material que favorezca el drenaje de la maceta en el fondo de la olla exceso de agua.

En el cultivo de ciclamen, además de utilizar un suelo adecuado, debes prestar atención a las raíces, nunca debes mojarlas al regar porque están sujetas a pudrición.

Un factor muy importante para el correcto crecimiento de esta planta es la temperatura, durante el desarrollo de hojas y flores no debe ser superior a los quince grados, por lo que se colocará lejos de calentadores y fuentes de calor y nunca al sol directo. Las hojas y flores secas, dañadas o débiles deben eliminarse inmediatamente.


Multiplicación

El ciclamen se multiplica por semilla o por división del tubérculo.

La operación de multiplicación de semillas debe realizarse entre los meses de julio y septiembre, las semillas deben distribuirse uniformemente en hileras paralelas sobre el suelo y no deben enterrarse en exceso. El recipiente con las semillas se colocará en un área rica en sombra a una temperatura de unos veinte grados con un ambiente húmedo; En este punto, como se ha explicado en varias ocasiones, se tapará el recipiente con plástico para mantener la temperatura adecuada y evitar que la tierra se seque en poco tiempo. Cuando hayan aparecido los primeros brotes, retire el plástico y coloque el recipiente en una zona más luminosa con una temperatura de unos dieciocho grados. Para cuando las nuevas plántulas hayan alcanzado un tamaño suficiente, estarán listas para ser trasplantadas suavemente.

En cuanto a la multiplicación por división del tubérculo, se debe dividir con un cuchillo limpio y afilado asegurándose de que cada parte tenga dos o tres yemas. Esta operación se lleva a cabo a finales de la primavera.


Fertilización e irrigación

El fertilizante a administrar al ciclamen es de tipo líquido y debe mezclarse con el agua de riego. Sería recomendable agregar este fertilizante cada dos o tres semanas; durante el período de floración, este fertilizante debe ser más rico en potasio. En cuanto al aporte de agua, el ciclamen debe tener siempre un suelo de la humedad adecuada, por lo que será necesario ajustarlo para evitar el estancamiento del agua y la pudrición. En verano, esta planta finaliza su desarrollo vegetativo por lo que se colocará a la sombra y se regará muy poco solo cerca del bulbo.


Poda

La poda del ciclamen consiste en eliminar las hojas secas o debilitadas para evitar una posible infestación por parásitos.


Enfermedades y parásitos

El ciclamen, como muchas otras plantas, está sujeto al ataque de parásitos y enfermedades, aquí hay algunas explicaciones de los principales síntomas que provocan:

Los gorgojos son escarabajos que atacan y dañan los tubérculos de esta planta. Los ácaros también son enemigos del ciclamen, dañan los cogollos y los cogollos y deforman las hojas y las flores. Otras plagas que pueden infestar esta planta son los ácaros, pulgones y ácaros.

Hay dos enfermedades principales que afectan al ciclamen: el moho gris y el mosaico del pepino. Los síntomas de la primera patología grave se manifiestan por la aparición de manchas y podredumbre en las hojas; mientras que el segundo, menos grave, se manifiesta con manchas y deformación foliar.

Una enfermedad muy grave provocada por un hongo es el fusarium, primero se manifiesta con la aparición de manchas amarillas en el pecíolo y, con el paso del tiempo, también se extiende por el borde de la hoja provocando que esta se seque. La presencia de manchas oscuras en las hojas y partes podridas y blandas de la planta con moho, son síntoma del ataque del hongo Botrytis.

Como ya hemos dicho varias veces para otro tipo de plantas, en ocasiones somos nosotros con nuestros descuidos y nuestros errores los que provocan molestias y problemas a nuestras plantas. Por ejemplo, si notas que las hojas y flores de tu ciclamen se debilitan y se comban, esto significa que se ha colocado en un lugar demasiado seco y con demasiado calor, en este caso corre a cubrirte mojándolo y moviéndolo. a un lugar más fresco y con más humedad; si, por el contrario, las hojas se ponen amarillas podría ser síntoma de un posicionamiento en una zona demasiado oscura y con una temperatura demasiado alta.


Propiedad

Plantas como el ciclamen tienen la propiedad de regular el flujo menstrual, eliminar las lombrices presentes en el intestino y pueden tener un efecto purgante. Puede ser muy útil, junto con la lavanda y el castaño de indias, para quienes padecen hemorroides.

El tubérculo es uno de los alimentos favoritos de los cerdos y, a diferencia de los humanos, no es venenoso para ellos.




Семена цветов цикламенов, семена цикламино, микс-цвета

Otras personas quieren esto. 7 personas tienen esto en sus carritos ahora mismo.

Материалы: семена травы, дикий фенхель, дикие семена фенхеля, семена сушей, Каперсов, Сельсеньсь

Leer la descripción completa

Семена цветов цикламенов, семена цикламино, микс-цвета

Многолетний цветок
30 см в высоту
0.01гр

ВСЕ СЕМЕНА ОТ EYROPE -MEDITERRANEAN с CLEAN И ЛУЧШИЕ КВИЛИТИ.
ВСЕ СЕМЕНА ИМЕЮТ ПРЕВОСХОДНОЕ КАЧЕСТВО В РАБОТАЛ СТЕРИЛЬНЫХ УПАКОВАНЫ В СПЕЦИАЛЬНЫЙ МЕШОК ПСПСРБ.

Многолетнее цветущее растение вырастает на высоте 20-30 см (8-12 дюйма). Одиночные, опустив цветы в большом разнообразии ярких цветов. Цветет в осенне-зимний период. Во время цветения растение нуждается в ярком рассеянном освещении, регулярном поливе и темперереререре Рекомендуется для окон и теплиц.

Функция
Цветок красный, розовый, привет прохладно, тепло и солнечно. В дневное время растение, просит свободные и плоды, хороший дренаж. Слегка кислая песчаная почва, богатая перегноем, цвета цикламенов, форма цветка уникальная, блестящая разнообразная, высокая орнаментальная ценность, это зимний весенний сезон, отличные цветы в горшках.

Lo sentimos, este artículo no se envía a Россия. Comuníquese con la tienda para conocer las opciones de envío disponibles.

Hubo un problema al calcular el envío. Inténtalo de nuevo.


La obra maestra del periodismo deportivo de Dino Buzzati, un relato del Giro de Italia de 1949, ha sido injustamente olvidada.

El Giro de Italia es una de las mejores carreras ciclistas del mundo. Al igual que el Tour de Francia y la Vuelta a España, el Giro es una hazaña de fortaleza humana igualmente desconcertante, inspiradora y dolorosa de ver. La gira de tres semanas por Italia, siguiendo una ruta diferente cada año, pasa por los Alpes, los Dolomitas y termina siempre en Milán. Se celebra anualmente en mayo o junio. La carrera de este año acaba de terminar. Los aspirantes de cada año, en una ciencia del entrenamiento, se esfuerzan por orquestar una superposición de un pico físico con el comienzo del verano.

En 1949, dos leyendas del ciclismo, Gino Bartali y Fausto Coppi, lucharon en el agotador camino del Giro, convirtiéndolo en uno de los recorridos más famosos de la historia de las carreras. Este mismo año sería el primero para un hombre en ganar un Tour de Francia y un Giro de Italia. Fue ese año, solo cinco años después del final de la Segunda Guerra Mundial, cuando la gente de Italia todavía estaba tambaleándose, el famoso periodista italiano, Dino Buzzati, estaba detrás de los corredores en un automóvil de prensa mientras informaba sobre el Giro para el primer ministro de Italia. periódico de la tarde. Para Buzzati, que nunca antes había visto una carrera ciclista profesional en su vida, los ciclistas del Giro del 49 eran una analogía manifiesta, un estallido de vida y color que pintaba un sendero a través del paisaje cultural del país. el recuerdo de un congelamiento profundo.

El ciclamen es un género de plantas con flores familiar para la mayoría de los norteamericanos como un regalo típico de inauguración de una casa o de vacaciones de invierno. Originario de gran parte de Europa y el Mediterráneo, varias variedades de ciclamen florecen en medio de la nieve y el hielo. Las flores de las más de veinte especies suelen oscilar entre el rojo y el rosa y un blanco albino alusivo, un símbolo de la primavera o el renacimiento que ha inspirado a poetas, pintores y escritores y poetas de la pintura. Escribió William Carlos Williams:

Podría haber sido este choque de rojo sobre blanco grisáceo en algún lugar de los Dolomitas de Italia, donde los ciclistas del Giro empujaban en una lenta rotación los pedales de rígidos marcos de acero, lo que dio a la flor de Cyclamen su centro de atención en el mundo del ciclismo profesional. Pero eso es probablemente solo la fantasía de un romántico.

Estoy mucho más familiarizado con las plantas de interior comunes que con las leyendas del ciclismo, las estadísticas de etapas, las relaciones de transmisión o las carreras de bicicletas. Fue el aspecto de la bicicleta, y la forma en que me sentí al montarla, lo que me enganchó al deporte cuando tenía unos doce años. En un suburbio de calles anchas de California manejé mi oxidada diez velocidades, una estructura de carretera de los años 70 con palancas de cambio en el tubo inferior. Me lo regaló un amigo que, tras descubrir que le habían robado su propia bicicleta de su garaje, notó que el ladrón había dejado una de diez velocidades en su lugar. Una especie de pago inicial del karma incurrido por el robo de la bicicleta de mi amigo. Descartado por un ladrón o no, era mío, y en él aprendí lo inexplicable que hace que a los que amamos una bicicleta le guste. Un simple movimiento que impulsa una simple máquina de metal por supuesto que está el viento y el sol, pero realmente es que en una bicicleta somos tanto el piloto como el pasajero. Nos convertimos en parte de una historia coloquial del transporte y una historia formal sobre el potencial del cuerpo humano, una tradición local e internacional del trekking de larga distancia.

No fue hasta los veintitantos que comencé a tomarme el ciclismo en serio, y cuando digo en serio me refiero a que compré una bicicleta y la usé para ir a lugares como el trabajo y la escuela. Poco a poco me convertí en ciclista. Fue más o menos cuando alguien me mostró el libro de Dino Buzzati, El Giro de Italia: Coppi contra Bartali en el Tour de Italia de 1949, que no leí porque asumí que se trataba de la historia del ciclismo.

Aunque el Giro de Italia tiene un ganador absoluto, así como los vencedores de cada "clasificación general" (ranking general) etapa, las hazañas específicas se reconocen en todo momento y el ciclista líder de cada uno está etiquetado con un maillot de color: el "rey de las montañas" viste de verde, el ciclista más rápido menor de veinticinco años viste de blanco, y como el maillot amarillo del ganador del Tour de France, el campeón del Giro viste de rosa. El maillot rosa y más codiciado, símbolo de la carrera en sí, se llama el suéter rosa y se llama así por el color del papel que La Gazzetta dello Sport está impreso, el patrocinador fundador de la carrera. El líder de los velocistas es el portador de una camiseta malva. Esta camiseta, llamada jersey de ciclamen lleva el nombre del tenaz ciclamen alpino.

"Es la esperanza lo que nos hace hacerlo (¿crees que no es nada?): Mamá esperando en casa, sentada junto a la abuela de radio que está en el hospicio, zapatos de nuestra esposa, aceite de hígado de bacalao para nuestros hijos ...

Examinado de cerca, el tallo de la flor de ciclamen se eleva por encima del follaje, arqueándose hacia atrás antes de caer dramáticamente hacia adelante como una criatura enamorada, boca abajo, con los brazos sobre un tocador. O tal vez una analogía con más gracia sería una bailarina, con la cabeza gacha, los brazos ahuecados en una pirueta. El balanceo en la parte posterior del tallo Cyclamen es un manifiesto perfecto para el sentimiento en las decadentes entradas del metro de Héctor Guimard en París. O tal vez el ciclamen de tallo a flor se describe mejor en este caso como parecido a la obstinada corazonada de un ciclista.

En el 32º Giro, en 1949, no hubo maillot ciclamen, maillot instalado en 1970. Solo quedaba el maillot rosa y un maillot ya desaparecido negro para el último en terminar la carrera sin sobrepasar un tiempo máximo. Fueron las variadas camisetas y cuadros del equipo y las multitudes lo que Dino Buzzati documentó mientras seguía a los corredores, garabateando notas que transformaría en su serie de veinticinco artículos publicados en el periódico vespertino, el Corriere della Sera. A lo largo de sus piezas, los ciclistas que Buzzati llama a veces "monjes", "esclavos", "caballeros" y "soldados" comparten el espacio de la página de Buzzati por igual con el paisaje:

Los niños que juegan al costado de la carretera, los rostros manchados de lágrimas de las madres de los ciclistas esperando entrever la victoria de un hijo. Buzzati incluye tanta especulación sobre los pensamientos que llenan las cabezas de los ciclistas, los grandes y los condenados al fracaso (de un ciclista anónimo, "Él está soñando con lo que todos los hombres en un momento u otro tienen la absoluta necesidad de imaginar, de lo contrario la vida sería demasiado difícil de soportar "), como comentario sobre la fuerza inexplicable que impulsa a una persona a levantarse por la mañana, tan inexplicable como el deseo de montar en una tortuosa carrera ciclista para nada más que la satisfacción de una meta. "Es la esperanza la que nos hace hacerlo (¿crees que no es nada?): Mamá esperando en casa, sentada junto a la radio abuela que está en el hospicio zapatos de nuestra esposa aceite de hígado de bacalao para nuestros hijos" // "... piernas rebeldes, peludas, miserables y cansados ​​que están en huelga esta mañana y ya no quieren conducir esta pequeña pieza de maquinaria llamada vida ... "

Aunque escribe con una gran visión del trabajo del ciclista como metáfora de la lucha humana, la experiencia de Buzzati como periodista ancla sus piezas en la realidad.

Se comenta menos la dieta de los ciclistas (un ciclista frágil se retrasa en una etapa de la carrera porque en su emoción se olvida de comer) en cuanto a la idea de que la bicicleta representa el progreso del futuro (“el cromo de las bicicletas brillaba con toda su brillantez "), el pasado (Bartali, de 35 años, se enfrentó a su edad y su joven oponente, Coppi) y el renacimiento de la nación:" Estos muchachos pedalean ", escribe Buzzati, a través de las colinas de Italia donde tan recientemente , señala, los cuerpos de los soldados caídos descansaban, "¿Y por qué? Para nada. Por el placer de terminar primero, por la satisfacción de los que están ahí para mirarlos porque si el hombre no está luchando de una forma u otra se vuelve infeliz ".

Los ciclistas que pasan por el país son una bandera larga y colorida que une lo viejo y lo nuevo, invitando al país a comenzar de nuevo, lo que debe, inevitable como la primavera: "Con esas camisetas llamativas nos veremos como pequeños ramos de flores".

Buzzati es mejor conocido por su novela. La estepa tártara (1940), sobre un hombre estacionado en un fuerte y que se fue a esperar a un enemigo que tal vez nunca llegue. Una audiencia estadounidense contemporánea podría estar más familiarizada con su novela gráfica recientemente relanzada, Tira de poemas (2009), o su libro para niños, La famosa invasión de Sicilia por parte del oso (1945/2003), presentado en una edición reimpresa por Lemony Snicket. La escritura de Buzzati a menudo se compara con la de Franz Kafka. Buzzati, novelista, pintor, dramaturgo y poeta, ha sido llamado surrealista, realista mágico y el Tom Wolfe de Italia. Tim Parks, en una pieza para Revisión de Three Penny (Número 84, 2001) titulado "Arrojando un guante" escribió que, sin embargo, la comparación más adecuada con Buzzati es probablemente el poeta italiano Giacomo Leopardi:

Buzzati tenía diez años cuando Italia entró en la Primera Guerra Mundial y se ha escrito que las montañas del país, en particular los Dolomitas, ocupan un lugar destacado en su trabajo debido a su importancia como la línea de demarcación en tiempos de guerra entre Italia y las fuerzas austrohúngaras. . Si bien las carreras de bicicletas profesionales eran algo nuevo para Buzzati, su preocupación por el terreno aporta a sus reportajes una profundidad que transforma la cobertura del Giro en una epopeya. Y aunque escribe con una gran visión del trabajo del ciclista como metáfora de la lucha humana, la experiencia de Buzzati como periodista ancla sus piezas en la realidad. Finalmente entendemos quién ha ganado una etapa, la relación entre los "gigantes", como él llama a Coppi y Bartali, y las diversas sorpresas que produce la rutina diaria de la carrera.

Aunque se cita como un libro de texto para cualquier persona interesada en la redacción de deportes, una lectura obligada tanto para los periodistas como para los entusiastas del ciclismo, ahora está agotado.

El 32o Giro se considera una de las grandes carreras de la historia del ciclismo no solo porque estos dos corredores se enfrentaron entre sí, Coppi en el apogeo de su carrera y Bartali al borde de su final, sino también por un momento definitivo cuando Coppi, viendo su El oponente, a tientas con sus cables de freno, se abalanzó y superó el liderato. Como más tarde relataría otro gran ciclista italiano, Alfredo Martini, “Coppi generalmente no atacaba a Bartali en las montañas, pero mientras estaba en la parte trasera del pelotón cuando comenzaba la subida a Maddalena, notó que Bartali tenía problemas con su freno. cables cerca de las palancas y se distrajo. Coppi aprovechó ese momento de falta de atención para atacar. Coppi fue meticuloso con su bicicleta, mientras que Bartali fue algo descuidado con su máquina y, como resultado, sufrió numerosas dificultades mecánicas (mucho más que Coppi) a lo largo de su carrera ".

Casi doce minutos por delante de su rival, Coppi se convirtió en el ganador del maillot rosa del 32º Giro. Buzzati comparó la victoria con una batalla entre el Aquiles de Homero (Coppi) y Héctor (Bartali), mientras que un comentarista de radio, Mario Ferretti, pronunció la sencilla frase que estaría marcada en los libros de historia:

"Sólo hay un hombre en cabeza: su camiseta es celeste y blanca su nombre es Fausto Coppi".

Buzzati En el Tour de Italia se publicó después de su muerte y se complementa con tres artículos sobre el mismo Giro de un segundo reportero, Ciro Verratti (que explica los días perdidos en el informe de Buzzati). Aunque se cita como un libro de texto para cualquier persona interesada en la redacción de deportes, una lectura obligada tanto para los periodistas como para los entusiastas del ciclismo, ahora está agotado.

Cuando me dedico a leer un libro por una razón u otra, tomo el metro de la ciudad de Nueva York, en lugar de andar en bicicleta, para poder usar el tiempo de viaje para leer. Me gusta la oportunidad de ver mi libro juzgado por su portada en los espacios reducidos de los vagones del metro. Buzzati, un nombre no registrado por el puñado de amigos muy alfabetizados a los que sondeé extraoficialmente, probablemente no habría apreciado la portada de la edición que leí. Aunque originalmente se imprimió en italiano con una de las pinturas surrealistas de Buzzati en la portada, la versión en inglés impresa por VeloPress en 1999 presenta un collage de fotos de ciclismo en sepia: Coppi y Bartali, el nombre de Buzzati y el título del libro en rojo y verde en blanco. Tal vez sea demasiado fácil especular que, dada una portada diferente, el libro habría persistido, conocido como un hermoso relato de una gran carrera de bicicletas y una ventana abierta a la incertidumbre de una era para el futuro, un reflejo de un pueblo en desacuerdo con su pasado.

1. "The Crimson Cyclamen" fue escrito como elogio del amigo cercano de Williams, el pintor Charles Demuth.


Cómo cuidar las plantas de ciclamen

Última actualización: 29 de marzo de 2019 Referencias aprobadas

Lauren Kurtz es coautor (a) de este artículo. Lauren Kurtz es especialista en naturalista y horticultura. Lauren ha trabajado para Aurora, Colorado administrando el Water-Wise Garden en el Aurora Municipal Center para el Departamento de Conservación del Agua. Obtuvo una licenciatura en estudios ambientales y de sostenibilidad de la Universidad de Western Michigan en 2014.

Hay 25 referencias citadas en este artículo, que se pueden encontrar al final de la página.

wikiHow marca un artículo como aprobado por el lector una vez que recibe suficientes comentarios positivos. En este caso, el 98% de los lectores que votaron encontraron útil el artículo, lo que le valió nuestro estado de aprobado por los lectores.

Este artículo ha sido visto 38,248 veces.

Las plantas de ciclamen son conocidas por sus flores en forma de corazón atractivas y de olor dulce. ¡También son conocidos por ser un poco temperamentales! Sin embargo, siempre que cumpla con sus requisitos particulares, el ciclamen es bastante fácil de mantener. Debido a que prefieren temperaturas más frías, la mayoría de las personas las encuentran más fáciles de cultivar en interiores. Sin embargo, plantarlos en el jardín es una opción siempre que el clima local y las condiciones del jardín puedan proporcionar o imitar su entorno ideal. Si desea cultivarlos a partir de semillas, comience las semillas en el interior. Su ciclamen producirá hermosas flores durante todo el invierno, mientras que el resto de su jardín permanece inactivo.


Contenido

  • 1 nombres
  • 2 Descripción
    • 2.1 Tubérculo
    • 2.2 Hojas
    • 2.3 Flores
    • 2.4 Fruta
  • 3 Cultivo y usos
    • 3.1 Robustez
    • 3.2 Ciclamen de floristería
  • 4 Ecología
    • 4.1 Conservación
    • 4.2 Fuente de alimento de Caterpillar
    • 4.3 Evolución
  • 5 subdivisiones
    • 5.1 Subgéneros y series
      • 5.1.1 Subgénero Ciclamen
        • 5.1.1.1 Serie Ciclamen
        • 5.1.1.2 Serie Purpurascens
        • 5.1.1.3 Serie Persicum
      • 5.1.2 Subgénero Gyrophoebe
        • 5.1.2.1 Serie Cilicio
        • 5.1.2.2 Serie Pubipedia
      • 5.1.3 Subgénero Psilanthum
      • 5.1.4 Subgénero Corticata
    • 5.2 Especies
      • 5.2.1 Invierno y primavera
      • 5.2.2 Verano y otoño
  • 6 referencias
    • 6.1 Notas
    • 6.2 Fuentes
  • 7 Enlaces externos

Ciclamen es el latín medieval, del latín anterior ciclaminos, [7] del griego antiguo κυκλάμινος, kyklāivalimīnos (además kyklāmīivalis), probablemente de κύκλος, kýklos "círculo", [8] debido al tubérculo redondo. [9] En inglés, las especies del género se denominan comúnmente por el nombre del género.

En muchos idiomas, las especies de ciclamen se denominan coloquialmente por un nombre como el inglés pan de cerdo, o pan de cerdo (porque se dice que los comen los cerdos), basado en el latín medieval panis porcinus: Saubrot en alemán, dolor de pourceau en francés, sartén porcino en italiano, y varkensbrood en holandés.

Los ciclámenes tienen un tubérculo, del cual crecen las hojas, flores y raíces. En la mayoría de las especies, las hojas brotan en otoño, crecen durante el invierno y luego mueren en primavera, luego la planta desaparece. latente a través del seco verano mediterráneo.

Tuber Editar

El órgano de almacenamiento del ciclamen es un tubérculo redondo que se desarrolla a partir del hipocótilo (el tallo de una plántula). A menudo se le llama erróneamente un bulbo, pero un bulbo (que se encuentra en los azafranes, por ejemplo) tiene una túnica parecida al papel y una placa basal a partir de la cual crecen las raíces. El órgano de almacenamiento del ciclamen no tiene una cubierta de papel y, dependiendo de la especie, las raíces pueden salir de cualquier parte. Por lo tanto, se clasifica correctamente como un tubérculo (algo así como una papa). El tubérculo puede producir raíces desde la parte superior, los lados o la parte inferior, según la especie. Ciclamen persicum y Ciclamen coum raíz desde abajo Ciclamen hederifolium raíces desde la parte superior y los lados. Ciclamen graecum tiene raíces de ancla gruesas en la parte inferior. [10]

La forma del tubérculo puede ser casi esférica, como en Ciclamen coum o aplanado, como en Ciclamen hederifolium. En algunos ejemplares más antiguos de Ciclamen purpurascens y Cyclamen rohlfsianum, los puntos de crecimiento del tubérculo se separan por hombros de tejido y el tubérculo se deforma. [11] En la mayoría de las otras especies, el tubérculo es redondo en la vejez.

Las hojas y las flores brotan de los puntos de crecimiento en la parte superior del tubérculo. Los puntos de crecimiento que se han alargado y se han convertido en tallos leñosos se conocen como troncos florales. [11]

El tamaño del tubérculo varía según la especie. En Ciclamen hederifolio, los tubérculos más viejos suelen alcanzar los 24 cm (9 1 ⁄2 en) a través, pero en Cyclamen parviflorum, los tubérculos no crecen más de 2 cm (3 ⁄4 en) a través. [11]

Hojas Editar

Las hojas brotan de puntos de crecimiento o troncos florales en la parte superior del tubérculo. Cada hoja crece en su propio tallo. [12] Los tallos de las hojas en el crecimiento temprano se pueden distinguir de los tallos de las flores por la dirección en que se curvan las puntas: las puntas de los tallos de las hojas se curvan hacia arriba, mientras que las puntas de los tallos de las flores se curvan hacia abajo.

La forma de las hojas varía entre las especies, e incluso entre diferentes ejemplares de la misma especie. Ciclamen hederifolium y Repandum de ciclamen suelen tener hojas en forma de hiedra, con ángulos y lóbulos, Ciclamen coum tiene hojas casi redondas, y Ciclamen persicum tiene hojas en forma de corazón con una punta puntiaguda. El margen de la hoja puede ser suave, como en Ciclamen coum subsp. puma, o finamente dentado, como en Ciclamen graecum. [12]

El color de la parte superior de las hojas es variable, incluso dentro de una especie. La mayoría de las especies tienen hojas abigarradas en varios tonos de verde y plata, ya sea en un patrón irregular de manchas o en forma de punta de flecha o árbol de Navidad. En cultivo, los ciclámenes, especialmente especies distintas de Ciclamen persicum, se seleccionan con mayor frecuencia o con mayor frecuencia por patrones de hojas llamativos o inusuales que por sus flores. [12]

La parte inferior de las hojas suele ser brillante y su color varía de verde liso a rojo intenso o púrpura. [12]

La mayoría de las especies de ciclamen se originan en el Mediterráneo, donde los veranos son calurosos y secos y los inviernos son frescos y húmedos, y están inactivos en verano: sus hojas brotan en otoño, permanecen durante el invierno y se marchitan en la primavera siguiente. Ciclamen purpurascens y Ciclamen colchicum, however, originate from cooler regions in mountains, and their leaves remain through the summer and wither only after the next year's leaves have developed.

Flowers Edit

Flowering time may be any month of the year, depending on the species. Cyclamen hederifolium and Cyclamen purpurascens bloom in summer and autumn, Cyclamen persicum and Cyclamen coum bloom in winter, and Cyclamen repandum blooms in spring. [13]

Each flower is on a stem coming from a growing point on the tuber. [13] In all species, the stem is normally bent 150-180° at the tip, so that the nose of the flower faces downwards. Cyclamen hederifolium 'Stargazer' is an exception to this its nose faces upwards. Flowers have 5 petals, bent outwards or up, sometimes twisted, and connected at the base into a cup, and five sepals behind the cup.

Petal shape varies depending on species, and sometimes within the same species. Cyclamen repandum has petals much longer than wide, Cyclamen coum has stubby, almost round petals, and Cyclamen hederifolium usually has petals with proportions between the two.

Petal color may be white, pink, or purple, often with darker color on the nose. Many species have a pink form and a white form, but a few have only one color, such as Cyclamen balearicum, which is always white.

The dark color on the flower nose varies in shape: Cyclamen persicum has a smooth band, Cyclamen hederifolium has a streaky V, and Cyclamen coum has an M-shaped splotch with two white or pink "eyes" beneath.

In some species, such as Cyclamen hederifolium, the petal edges at the nose are curved outwards into auricles (Latin for "little ears"). Most species, like Cyclamen persicum, have no auricles.

In most species, the style protrudes 1–3 mm out of the nose of the flower, but the stamens are inside the flower. In Cyclamen rohlfsianum, however, the cone of anthers sticks out prominently, about 2–3 mm (0.08–0.12 in) beyond the rim of the corolla, similar to shooting-stars (Dodecatheon).

Fruit Edit

The flower stem coils or bends when the fruit begins to form. The stems of Cyclamen hederifolium and Cyclamen coum coil starting at the end, Cyclamen persicum arches downwards but does not curl, Cyclamen rohlfsianum coils starting near the tuber, and Cyclamen graecum coils both directions, starting at the middle.

The fruit is a round pod that opens by several flaps or teeth at maturity and contains numerous sticky seeds, brown at maturity. Natural seed dispersal is by ants (myrmecochory), which eat the sticky covering and then discard the seeds.


Cultura di Cyclamen purpurascens

Terra

Il Cyclamen purpurascens apprezza il terreno fine e leggero, ricco di humusneutro da basico a leggermente acido, calcareo neutro.

Esposizione

È una specie che deve essere posizionata al mezza ombra, anche all'ombraidealmente sotto arbusti con un piccolo pacciame di foglie morte.

Leggi: Giardinaggio sotto gli alberi

Piantare

il tuberi di Cyclamens purpurascens sono sepolti per metà, gli "occhi" sulla faccia superiore, leggermente fuori terra. Il terreno dovrebbe essere lavorato, allentato con compost o compost e sabbia per il terreno argilloso. I ciclamidi sono preferibilmente trapiantati in verde, vale a dire nel corso della vegetazione. Ad esempio, possiamo ripiantare il ciclamino in vaso dopo la fioritura.

Spruzzare

Il sol dovrebbe sempre essere fresco con annaffiature moderate ma regolari, soprattutto in estate, perché i ciclamini temono la siccità.

Manutenzione, malattie e parassiti

A differenza di altri Ciclamini, il Cyclamen purpurascens è quasi persistente e non ha praticamente periodo vegetativo (a riposo). Evitare situazioni troppo calde, umidità stagnante, fertilizzante in eccesso e azoto per limitare l'aspetto di Malattie crittogamiche come Fusarium.

Moltiplicazione

In condizioni ideali, il Cyclamen pupurascens riproduce naturalmente per semina spontanea, lentamente, tappeto. D'altra parte, è una pianta che non supporta la divisione.L'unico metodo di propagazione manuale è la semina, utilizzando semi dell'anno precedente immersi in acqua per 2 giorni e piantati in un substrato umido protetto dalla luce. Ci vorranno circa 3 mesi per vedere i primi scatti apparire.


Ciclamino - Cyclamen - giardino

Il termine deriva dal latino cyclaminos oppure cyclaminum, che risale al greco kyklбminos. Nome generico di diverse specie di piante appartenenti al genere Cyclamen, della famiglia Primulaceae. Il ciclamino proviene dall'Europa, dall'Asia occidentale e dall'Africa settentrionale. In Italia crescono 3 specie allo stato spontaneo:

Cyclamen europaeum (=Cyclamen roseum), detto anche pan porcino, diffuso nell'Italia settentrionale, a fioritura estiva-autunnale

Cyclamen neapolitanum, della Liguria e dell'Italia centro-meridionale, che fiorisce anch'esso d'estate e in autunno

Cyclamen repandum, delle regioni meridionali e delle isole, che ha fioritura primaverile.

Sono erbacee munite di tuberi globosi o un po' compressi di color rosso violaceo, con poche radici, dai quali si innalzano diverse foglie tutte basali e lungamente picciolate, ovato-cuoriformi, denticolate o intere, spesso macchiate di bianco al di sopra e rossastre sulla pagina inferiore. I fiori sono solitari, basali e lungamente peduncolati anch'essi, regolari, con corolla a 5 petali saldati alla base e che si rovesciano all'insщ dopo l'apertura, di color roseo-lilla e lievemente profumati. L'ovario и unico, supero, con un solo stilo. Il frutto и una capsula globosa divisa in 5 valve e portata sotterra dal peduncolo che si attorciglia a spirale dopo la fecondazione.

Il tubero fresco, contenente un glucoside (ciclamina), и mangiato senza danno dai maiali, che ne sono ghiotti, ma puт provocare seri inconvenienti all'uomo se non cotto. Molto coltivato in vaso come ornamento per la ricca fioritura primaverile и Cyclamen persicum (ciclame), originario dell'Iran e dell'Asia Minore, che ha fiori piщ grandi di quelli delle specie selvatiche e dai colori che variano dal bianco al rosso al porporino.

Cyclamen neapolitanum

Cyclamen purpurascens

Cyclamen is a genus of 20 species of flowering plants, traditionally classified in the family Primulaceae, but in recent years reclassified in the family Myrsinaceae. The genus is most widely known by its scientific name cyclamen being taken into common usage other names occasionally used include sowbread and sometimes, confusingly, persian violet (it is not related to the violets), or primrose (neither is it a primrose).

Cyclamen are native to the Mediterranean region from Spain east to Iran, and also in northeast Africa south to Somalia. They are perennial herbaceous aestivating plants, with a surface or underground tuber (derived from the hypocotyl) 4-12 cm diameter, which produces leaves in late winter, and flowers in the autumn the leaves die down during the hottest part of the Mediterranean summer drought to conserve water.

The leaves are rounded to triangular, 2-10 cm long and 2-7 cm broad, and usually variegated with a pale silvery horseshoe-shaped mark round the middle of the leaf. The variegation is thought by some botanists to be a form of natural disruptive camouflage to reduce grazing damage by animals. The flowers are produced in whorls of 3-10, each flower on a slender stem 3-12 cm tall, with five united petals the petals are usually reflexed back 90° to 180° erect above the flower, and vary from white through pink to red-purple, most commonly pale pink.

The fruit is a five-chambered capsule 1-2 cm diameter, containing numerous sticky seeds about 2 mm diameter. Natural seed dispersal is by ants, which eat the sticky covering and then discard the seeds. Cyclamens are used as food plants by the larvae of some Lepidoptera species including The Gothic.

Cyclamen typically grow in dry forest or scrub, where they are at least partly shaded from intense sunlight. The species vary greatly in winter frost tolerance, with the hardiest species (C. hederifolium) tolerating temperatures down to -15°C, or -30°C if covered by snow others, such as C. somalense from northeastern Somalia, do not tolerate any frost at all. Climate change models suggest many species could become extinct in their current range within the next 50 years (Yesson & Culham 2006).

Cyclamen hederifolium

Cyclamen are commonly grown for their flowers, both outdoors and indoors in pots. Several species are hardy and can be grown outdoors in mild climates such as northwest Europe and the Pacific Northwest.

The cyclamen commonly sold by florists is Cyclamen persicum, which is frost-tender. Selected cyclamen cultivars can have white, bright pink, red or purple flowers. While flowering, florists' cyclamens should be kept below 68 °F (20 °C, 293 kelvins), with the night time temperatures preferably between 44 °F to 59 °F (6.67 °C to 15 °C, or 280 K to 288 K). Temperatures above 68 °F (20 °C, 293 K) may induce the plant to go dormant.

In many areas within the native range, cyclamen populations have been severely depleted by collection from the wild, often illegally, for the horticultural trade some species are now endangered as a result. However, in a few areas, plant conservation charities have educated local people to control the harvest carefully at a sustainable level, including sowing seed for future crops, both sustaining the wild populations and producing a reliable long-term income. Many cyclamen are also propagated in nurseries without harm to the wild plants.

Cyclamen species are poisonous they have been used medicinally as a powerful purgative, but their toxicity makes this risky.


Video: CUIDADOS DEL CICLAMEN:Planta de INVIERNO Bulbosa